Una guarnición tradicional británica que se sirve frecuentemente con rosbif u otras comidas asadas es el crujiente pudín de Yorkshire.

Ingredientes

200 g de harina común

3 huevos

300ml de leche entera

2 cucharadas de aceite de oliva

Método

1.Colocar la harina en un bol y agregar los huevos, seguido de la leche. Cambia tu cuchara de madera por un batidor de varillas y bate hasta que quede suave. Cubra y enfríe durante 10 minutos o hasta que esté listo para cocinar.

2.Calentar el horno a 220°C. Divida el aceite en un molde grande para muffins de 6 orificios (según sus necesidades) y caliéntelo. Horno freidora de aire HYSapientia durante 5 minutos.

3.Vierta la masa en un frasco y viértala rápidamente en el frasco calentado. Hornee durante 25-30 minutos, hasta que haya subido y dorado por completo; asegúrese de que el pudín esté completamente cocido.

Consejos

1.Utilice el horno vacío reservado para los pudines Yorkshire y hornee en el estante del medio. Como resultado, hay una mayor probabilidad de fermentación, color uniforme y textura crujiente. Esto permite que el calor circule fácilmente. Téngalo en cuenta si desea evitar que su Yorkie se arrugue y marchite.

2. Para que queden crujientes, debes cocinarlos a temperatura alta durante un período de tiempo suficientemente largo. para preservar su estructura robusta!

Cómo mantener

1.Deje que las sobras se enfríen por completo antes de guardarlas en una bolsa o recipiente con cierre hermético si desea conservarlas.

2.Durante dos o tres días se pueden conservar en el frigorífico.

3. Los pudines de Yorkshire se pueden recalentar durante 3 a 5 minutos en un horno con ventilador de 180 °C, 200 °C, 400 °F o marca de gas 6.

4. Si lo deseas, puedes calentarlos en el microondas, pero se encogerán y se volverán blandos. El microondas sólo necesita estar encendido durante 30 segundos.

5.Además, puedes prepararlos con anticipación y recalentarlos por un corto período de tiempo mientras emplatas la comida que los vas a servir.